julio 15, 2008
Conflicto del campo, Néstor Kirchner en la Plaza de los Dos Congresos
Hablan de democracia y nos queman los campos; hablan de democracia, y escuchen bien, por favor esto, como las peores etapas del ’55 y del ’76, salen como comandos civiles o grupos de tarea a agredir a aquellos que no piensan como ellos en forma vergonzosa.
Presidente Nestor Kirchner

 

Palabras de Néstor Kirchner en la Plaza de los Dos Congresos, 15 de julio de 2008.

Queridos compañeros, les pido que bajemos un poco los carteles para vernos la cara, los ojos, los sentimientos, para sentir el palpitar de nuestro corazón.

En primer lugar quiero traer el saludo, el abrazo fraterno y la lealtad permanente de nuestra  compañera Presidenta Cristina.

Me están cayendo como nunca lágrimas de los ojos porque ver esta asamblea popular fortalece la esperanza de cambio, fortalece la posibilidad de estar en un punto de inflexión para construir un nuevo país, el país que nos contenga a todos los argentinos.

Todavía recuerdo aquel 25 de mayo del 2003 cuando nos dejaron la Argentina prendida fuego, y tuvimos que poner el pecho para levantar la Patria, con coraje, con fuerza y con amor.

Todavía recuerdo los rostros de millones de argentinos que clamaban por un trabajo, por reconstruir su hogar, por poder vivir. Reconozco el permanente acompañamiento del pueblo argentino, pero ustedes saben que hemos sido leales, que nos hemos jugado siempre y que estuvimos al frente de todas las batallas de la recuperación argentina.

Me paro ante ustedes y ante todos los hermanos que nos están mirando por los distintos medios y les digo que apenas empezamos nuestro gobierno, allá en el 2003, terminamos con la Corte Suprema vergonzosa que tenía la Patria para garantizar la justicia independiente.

Renegociamos la deuda externa privada y, por primera vez en la historia, la Argentina obtuvo una quita del 70 por ciento de esa deuda, ahorró 70 mil millones de dólares que no salieron de los bolsillos de los argentinos.

Ustedes recuerdan que la noticia de todos los medios era cuando llegaba a la Argentina la comisión del Fondo Monetario Internacional. Junto con la dignidad de este pueblo le pagamos al Fondo y le dijimos chau, los argentinos vamos a gobernar nuestro destino.

También dijimos permanentemente que queríamos memoria, que queríamos justicia y que no queríamos impunidad. Y junto al pueblo argentino y todas las fuerzas nacionales y populares terminamos con la impunidad en la Argentina, terminamos con 30 años de impunidad y definitivamente se terminaron las leyes de Indulto, Punto Final y Obediencia Debida como correspondía.

Cuando esas leyes quedaron en el pasado, sufrimos un ataque violentísimo de los sectores concentrados de la economía y que miran con la nuca al pueblo. Nosotros no queremos tener un pie en cada vereda, queremos tener los dos pies en la Argentina, esto es central y fundamental.

También empezamos a construir hospitales, más de 300 mil viviendas, superávit fiscal primario, comercial, entramos con toda nuestra fuerza en la construcción d la patria grande y latinoamericana. Y también con mucha fuerza dijimos tenemos que crear empleo, y generamos cuatro millones de trabajos, cuatro millones de empleos en tiempo record en la Argentina.

Bajamos la desocupación al 7.5, 8 por ciento; bajamos la indigencia al 7 por ciento; bajamos la pobreza del 60 al 20 por ciento. Son números concretos y reales que nuestra patria tiene de esta gran batalla que hemos dado permanentemente.

Entramos a construir un país federal sin distinción de banderías, ayudamos a todas las provincias argentinas, y junto con los gobernadores e intendentes fuimos construyendo la patria diferente, trabajando solidariamente, sin importantes a qué partido pertenecían. Trabajando con los trabajadores, con la Confederación General del Trabajo, y con la Central de Trabajadores Argentinos, juntos todos, más allá de cualquier diferencia, pensando en la patria, en la unidad, en el trabajo, en la equidad, en la justicia y en la inclusión social.

También logramos 1.600.000 nuevas jubilaciones para aquellos que quedaron en la década neoliberal del `90 fuera de sus trabajos, y hubo un 1.600.000 argentinos que se pudieron jubilar porque el Gobierno, junto con todos los argentinos generó la administración necesaria para lograr esa reivindicación histórica.

Recuperamos empresas vitales como Yacimientos Carboníferos Fiscales que estaba fundida y quebrada, las minas de cabrón que volvieron a manos del pueblo, como el Correo Argentino, como la Central de Comunicaciones, como Aguas Argentinas y como ahora está trabajando fuertemente Cristina para que Aerolíneas Argentinas vuelva a servir al pueblo como corresponde y se termine la ignominia que estamos sufriendo.

Trabajamos par a par con todos los productores, y refundamos la industria nacional con un crecimiento industrial que no veía en décadas la Argentina. Fuimos a trabajar y a desendeudar a los productores argentinos, a quienes abrazamos, porque los productores no son nuestros enemigos. Nosotros con los que tenemos que estar atentos y tener cuidado es con aquellos pools que especulan con la riqueza argentina y que quieren enriquecerse a costa de todo el pueblo argentino.

Nuestros productores crecieron como nunca, se desendeudaron. Por eso yo les pido que tengan la gratitud no con un Gobierno sino con la patria de aplicar toda la solidaridad que se pueda para que en esta Argentina la distribución del ingreso y la pobreza desaparezcan definitivamente. Solidaridad, convivencia son elementos fundamentales para construir un país. Un país que lo soñamos, que Cristina lo sueña, con una clase media, como está ahora haciéndolo, junto a los trabajadores, junto a los empresarios, junto a los intelectuales, junto a los estudiantes, junto a todos los argentinos que quieren construir este nuevo país.

Y decirles a los jóvenes argentinos, hoy ustedes hermanos de la juventud, militen donde militen, tienen la posibilidad de hacer el cambio en paz y en democracia que nosotros como generación no tuvimos. Por eso participen, por eso opinen, por eso sean transgresores, por eso ganen las calles, por eso recorran las universidades, recorran los talleres, los trabajos, esa juventud que tiene que ser el punto de inflexión de la construcción del nuevo tiempo

Esta Argentina que tuvo héroes como Mariano Moreno, José de San Martín, Manuel Belgrano, Hipólito Yrigoyen, Juan Perón, el corazón vivo de la transformación, Eva Perón, Evita. Y aquellos pañuelos blancos que fueron la conciencia viva de la justicia, nuestras Abuelas de Plaza de Mayo, que siempre las recordamos con fuerza y amor.

Hemos trabajado intensamente por construir una Argentina diferente. Yo desde acá les quiero agradecer y les pido que como me ayudaron a mi la ayuden a Cristina que es una mujer con coraje dispuesta a transformar la Patria.

O ustedes creen que si Cristina hubiera querido quedar bien con ciertos sectores no lo hubiera hecho como lo hicieron tantos dirigentes dándose un abrazo en la oscuridad, fuera del aire libre, tratando de arreglar este conflicto de cualquier manera. Cristina dijo no, no vine a dejar las convicciones en mi casa, las voy a llevar hasta el final, vine a luchar por una Patria justa, vine a luchar por la equidad, por la inclusión social, para que se consolide el nuevo modelo, por el nuevo tiempo, por la nueva historia.

Para algunos, lo que tenía que hacer la Presidenta, y era un acto de racionalismo, era tratar de acordar de cualquier forma. Ese es el racionalismo claudicante y temeroso. Cristina tiene el racionalismo de la inclusión, de la equidad, de la justicia y por eso está al lado del pueblo y al frente de la lucha de la distribución del ingreso.

Todavía nos falta mucho. Generamos mucho trabajo, pero tenemos que recuperar la calidad del trabajo; logramos la financiación para el sistema educativo con el 6 por ciento del Producto Bruto Interno, pero falta una educación de calidad y que llegue a todos los argentinos; logramos jubilar muchísimos compañeros y mejorar los sueldos, pero tenemos que seguir mejorando los sueldos de nuestros jubilados para que recuperen todo el tiempo perdido. Logramos el financiamiento de nuestras universidades, pero tenemos que hacer universidades que consoliden cuadros al servicio del crecimiento del país y de la transformación que el país está llevando adelante.

¿Qué les quiero decir con esto? Que faltan asignaturas pendientes, estamos conduciendo y tenemos la iniciativa política en el Estado, pero tenemos que mejorar el Estado, tenemos que mejorar las neuronas del Estado, tenemos que hacer un Estado eficiente, cristalino y al servicio del pueblo donde todo el pueblo se sienta representado. Tenemos en claro cuáles son las asignaturas pendientes.

Cuando venimos a una plaza como esta, venimos a decir lo que hicimos, venimos a criticarnos lo que hicimos mal y venimos a decir lo que nos falta hacer, porque lo importante es tener los oídos bien abiertos y el corazón despierto para que el pueblo siga en el proceso evolutivo hacia un mejor mañana.

En estos tiempos, en estos días, dijo la Presidenta que era fundamental, y escuchen bien, que era fundamental, repito, que a la mesa de los argentinos los alimentos lleguen a precios nacionales y no internacionales y puso las retenciones. Y aquellos que ahora tienen que ser solidarios, no todos, pero aquellos de la concentración económica saltaron rápidamente porque no quieren compartir ningún esfuerzo con el  resto de los argentinos. Entonces hay un Estado que tiene que poner equilibrio y las retenciones permiten que ustedes puedan comer a costos nacionales.

Hay un dirigente de ellos que lo dijo, casi en una actitud de caradurismo increíble. Dijo que paguemos el lomo 80 pesos como los uruguayos. ¡Qué poco le importan los argentinos!

Hablan de democracia y cortan las rutas; hablan de democracia y desabastecen a los argentinos; hablan de democracia y nos queman los campos; hablan de democracia, y escuchen bien, por favor esto, como las peores etapas del ’55 y del ’76, salen como comandos civiles o grupos de tarea a agredir a aquellos que no piensan como ellos en forma vergonzosa.

La Presidenta me pidió que sigamos poniendo la otra mejilla, que por la Patria vale todo, que unidos y solidarios vamos a lograr los objetivos que nosotros tenemos que llevar adelante en la construcción de la Argentina que todos estamos soñando. Pero también tenemos que tener en cuenta que el mundo vive un problema central con el precio de los comodities, el petróleo, o sea, el de los alimentos.

Todos sabemos porqué suben los precios del petróleo, porque las transnacionales han perdido reservas y entonces para mantener el valor de las acciones suben su precio y nosotros tenemos que cuidar acá el bolsillo de todos los argentinos que es la tarea que todos nosotros tenemos que llevar adelante con todas nuestras fuerzas.

Por eso también la Presidenta me pidió que les diga más institucionalidad, más democracia y me dijo que me juramenta ante ustedes que nosotros respetamos la decisión del Congreso Nacional sea cuál fuera, no venimos a apretar a nadie ni venimos a especular.

Todos sabemos que hemos sido sometidos a agresiones diferentes; todos sabemos que nos intentaron confundir, pero todos sabemos que la historia muestra que el pueblo jamás se confunde. Nosotros también dejamos en claro eso porque entendemos y somos la generación que sufrimos terriblemente la falta de democracia cuando se resolvía en otro lugar, que no era en el Congreso, que no era en el Poder Judicial o que no era en el Poder Ejecutivo donde se resolvía en las sombras y en las sombras se condenaron a muerte a 30 mil compañeros desaparecidos que nosotros tenemos todos los argentinos, 30 mil amigos, 30 mil argentinos de distintas ideas.

Sabemos, si ustedes me permiten queridos compañeros y queridos amigos, es importante que en esta plaza histórica, una de las plazas más grandes de la historia argentina que llega hasta la 9 de Julio, que se han llenado las distintas calles colaterales y que el pueblo se ha convocado a esta asamblea popular, que nosotros recordemos el 2 de abril de 1976 como otro de los días nefasto de la historia cuando el jefe de la banda de desenlace o de la junta de desenlace o de la junta de enlace, como le dicen, Martínez de Hoz, iniciaba el remate de la República Argentina.

Por eso, con la firmeza en las convicciones, con la firmeza en las ideas…muchos de ellos ni siquiera cambiaron los collares, son los mismos. Por eso tenemos que tenerlo absolutamente presente y por eso nuestra clase media, que fue lamentablemente instrumentada muchas veces, tiene que darse cuenta que nunca van a encontrar la solidaridad de los sectores de la oligarquía argentina; sí van a encontrar la solidaridad de los trabajadores, de los intelectuales, de los estudiantes, de toda la patria. Por eso la clase media argentina se encuentra acá.

Yo hoy les puedo asegurar que vine a esta plaza a convocar a los argentinos desde el campo nacional y popular…y aquellos, fíjense ustedes, que cuando digo permanentemente que acá quisieron destituir al gobierno nacional y popular, lo digo con la fuerza de la realidad. Hoy están mostrando a todos los que actuaban en la oscuridad, dónde están, cómo se movían. Hoy empezaron a verse en los diarios, abrazados unos con otros. Ellos eran los que estaban y los que quieren desestabilizar la Patria.

Ahí están los que quieren enlodar las banderas de Perón y Evita claudicando con esa oligarquía que persiguió hasta el cadáver de Eva Perón; ahí están los que claudicando y enlodando o queriendo enlodar la memoria de Perón y Evita se abrazan junto a Rojas y a todos aquellos que históricamente estuvieron contra los intereses nacionales y populares. Ahí están, ahí los vieron. También pasó en las dictaduras y en la noche liberal.

Por eso, nosotros sigamos fuerte con las banderas y el espacio nacional y popular en la alianza policlasista, en la convergencia de todos los sectores de la sociedad.

Y para ir terminando, queridos compañeros, que de esta plaza no salga un solo gesto de rencor, sino un gesto de dignidad, venimos a defender nuestras ideas en paz, en convivencia, en pluralidad; que no salga un gesto de odio, sino que pongamos la otra mejilla; que no salga un gesto de intolerancia, sino la tolerancia que necesita la patria y todos los argentinos.

Por favor, a todos los que están mirando, nosotros aceptamos la resolución del Congreso Nacional sea cuál sea porque queremos más institución, más democracia y porque es la única forma en que pueden convivir los pueblos civilizados que buscan la justicia y la equidad. Esperemos que todos hagan lo mismo.

Basta al corte de rutas, basta a los comandos civiles, basta al grupo de tareas, basta a todos estos esquemas de enfrentamiento, a estos esquemas de cobardía que el pueblo no necesita más. Abramos los brazos, abramos las avenidas de la Patria, abramos la convivencia, abramos la pluralidad.

¡Viva la patria, viva la Argentina, viva los trabajadores, viva los estudiantes, viva la juventud, viva nuestros intelectuales, viva nuestras Madres y Abuelas, viva el general Perón y Eva Perón, viva la patria! Fuerza, dignidad, alegría, convivencia, con los brazos abiertos, con el corazón nuestro junto.

Los abrazo fuertemente y les digo y les juro, por Cristina, que me lo dijo y que se los trasmita y que lo digo con lágrimas en los ojos, adelante con ustedes, no somos los que dicen anímense y vayan, vamos adelante como corresponde.

Muchas gracias, compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Necesitamos que los distintos dirigentes responsables de las organizaciones, también organicen cursos de formación sobre política internacional, sobre historia internacional.

Ustedes se dieron cuenta que prácticamente, salvo cuestiones catastróficas o muy evidentes, parece como que la Argentina fuera un planeta solo en el mundo, que no existiera el resto, porque no hay una sola noticia internacional de nada, de las económicas ni hablemos.

Tenemos que prepararnos, tenemos que saber, porque al que no estudia, al que no sabe lo que pasa y cómo se fueron produciendo los acontecimientos, lo llevan de la nariz. Sobre todo, en un mundo, donde los medios de comunicación y, fundamentalmente también, las redes sociales han adquirido una gran importancia, el problema es la selectividad de la información.

 

Más Patio Militante:

 

No importa el nombre, lo que importa es que podamos volver a construir una gran mayoría con justicia, igualdad, la libertad, la industria, los trabajadores, y todas nuestras soberanías. No hay una sola soberanía, la soberanía es territorial, es económica, política y social, si no, no es soberanía.
septiembre 21, 2016

¿Qué pasó que volvimos a tener imágenes de un pasado que creíamos definitivamente sepultado?
septiembre 15, 2016

Mi objetivo no es ganar elecciones, mi objetivo es que la gente viva mejor, cada vez mejor en un país. Ese es el objetivo, porque por eso me hice peronista, sino sería de otro partido.
agosto 19, 2016

Últimamente hay algunos que quieren convencer a los argentinos que vivían demasiado bien. Que nadie los convenza que ese auto que se pudieron comprar era un lujo inmerecido o que no se merecían el aire acondicionado que suplantó al ventilador.
agosto 18, 2016

Primero tienen que formarse. Porque solamente formado podés entender y decodificar y filtrar la información que te mandan.
julio 31, 2016

La política es esencialmente la vocación de involucrarse personalmente, con su vida, con su práctica, en la construcción de una sociedad mejor.
julio 30, 2016
Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo